Se llama tungsteno, pero le dicen wolframio

Ella nos contó que su única relación con el Tungsteno se debía a que durante sus cursos de preparatoria había leído una novela del autor peruano César Vallejo del mismo nombre. Esta novela le impresionó tanto, que años más tarde decidió enfocarse en el estudio del realismo socialista.

Read More